Diario de aprendiz de una PT: Parte 38.

diario de pt

Comienza un nuevo curso, y con el nuevas metas, nuevos objetivos, nuevos proyectos, nuevos chicos, nuevos centros y nuevas incertidumbres. ¡Qué nuevo es todo! Nooooo….. también hay veteranos este curso.

Esta semana pasada comenzó el colegio en Málaga, y el instituto a finales de la misma.

Han sido días previos de reuniones, visitas, presentaciones, información… todo para que el primer día fuese de lo más normalizado para todos.

  1. Me reencuentro con centros y profesionales, con los que trabajar es un gustazo. Inclusivos, sensibilizados, implicados, profesionales….
  2. En la maleta de aprendizajes van los recuerdos, anécdotas y enseñanzas de todos aquellos con los que no compartiré este curso, pero que siempre tendrán un lugar en esa maleta por todos esos momentos que pasamos juntos aprendiendo, divirtiéndonos y enseñando.
  3. También me reencontraré con algún profe de insti que ya se por donde me va a salir.
  4. Y por ultimo conoceré a grandes profesionales que desde el momento cero apostaron por la inclusión, y no tendría que sorprenderme, pero lo hacen, porque muchas veces vamos con la idea preconcebida negativa de que un acnee no esta en igualdad de oportunidad respecto a la inclusión socioeducativa, ¿y esto lo hace un pensamiento mío? Rotundamente no, pero si año tras año vas acumulando piedras en el camino, por lo que la alegría cuando esas piedras no están es una felicidad inmesa que ya podría pasar a la cotidianeidad.

Parece que va a ser un buen año, parece que todos apuestan por la inclusión, a excepción de algún chino que pronto saldrá del zapato cuando vea que no queda otra.

Solo falta cuadrar el horario, ese expediente X. Este año contamos con 6 chicos, 5 centros educativos y 3 municipios. Seguro que todo cuadra, por muy liado que esté el cubo de rubik, o por difícil que sea el sudoku nivel experto, los astros se acabarán alineando para que todos tengan su momento.

Este curso seguimos con los talleres, que empezamos fuertes y sin apenas respirar. Y muchos proyectos por el camino que cerrar.

Seguimos aprendiendo, formándonos, informándonos, concienciando y sensibilizando, ese es el cometido de cada curso, porque no puede ser de otra manera, mientras tanto a seguir disfrutando de las pequeñas cosas que te da la vida y a sonreír.

Suerte a todxs, y recordad, si no se tiene vocación ¡a echarle profesión!

Deja un comentario