Juegos de mesa: Opción 4.

Como bien sabéis, utilizo muchos juegos para trabajar aspectos cognitivos y otras habilidades y/o prerequisitos; así como normas y fomentar opciones de ocio y tiempo libre, para que puedan tener aspectos en común, intereses y alternativas similares al grupo de pares, que a veces es difícil. Los juegos de mesa proporcionan un amplio abanico de posibilidades de enseñanza-aprendizaje, de una manera lúdica y probablemente afianzando mejor los conceptos, intento inculcar valores y aprendizajes con ellos, ya que son un recurso estupendo para trabajar y entrenar con los alumnxs colores, números, atención, concentración, memoria, capacidad de reacción, psicomotricidad fina, cognición…

Os propongo otro juego, ¿quién no ha jugado al UNO?. Este juego es casi como el parchís, es raro que no hayamos jugado o visto a alguien jugar. Es un juego muy divertido para jugar cuando tenemos poco tiempo, porque es rápido de explicar, aprender y jugar. Las partidas suelen ser cortitas.

El juego consta con cartas dobles del 0 al 9 de color azul, amarillo, rojo y verde; y las cartas especiales, las de robar dos (+2), cambio de sentido (flechas), pierde el turno (prhobido), comodín (cambio de color, al que quiera), comodín (+4).

uno-cartas-todas

¿Cómo se juega?

Se reparten 7 cartas a cada jugador. Comienza el jugador que está a la derecha del que reparte. Saca una carta y el siguiente a éste debe poner una carta del mismo color o número que la que ha puesto el anterior. Así irían saliendo cartas y utilizando las cartas especiales según salgan. 

Cuando un jugador está en su penúltima carta, deberá decir en voz alta “¡UNO!”, para avisar al resto de jugadores de que puede ganar en el próximo turno.  

Hay diferentes opciones de UNO, es decir, no tiene porque ser con numeros sino que los hay con figuras, dibujos animados…

Se puede jugar a partir de 6 años.

Podéis ver las reglas detenidamente explicadas aquí

Os dejo otros juegos de mesa que seguro que también os gusta. Aquí.

Deja un comentario