¿Quién dijo que se acaba las vacaciones?

Pues el calendario nos avisa, se acerca la vuelta al cole estrepitosamente, estamos a 28 de agosto, eso significa que quedan 4 días para incorporarnos al curso escolar 2017-2018. Y llega el momento, como cada año, que hagamos balance.

¿Habéis conseguido recargar las “pilas” o “baterias de litio”? (seamos más modernos) Se rumorea, que el sol da mucha energía, así como refrescarte en el mar o piscina, momentos de relax que saben a gloria, leyendo libros que han sido imposible durante el curso, y haciendo esas cosas que son impedidas por el estrés de vida laboral-social que llevamos. Seguro que habéis disfrutado de algo de eso.

¿Habéis ido de vacaciones a dónde queríais? Yo este verano me quedé sin vacaciones, (fuera de casa), pero como dice una hada madrina madrileña, ¡VIVES EN EL PARAÍSO!  Así que no es que haya estado sufriendo; sol, playa, piscina, montaña, chiringuitos, barbacoas, comidas con amigos y familiares… vale, dejo de dar envidia.

¿Os habéis reencontrado con amigos-as, familiares, gente de otra época…? Seguro que muchos habéis aprovechado las vacaciones para ver a esa gente que no vive a la vuelta de la esquina y que seguramente añoráis, compañeros-as de facultad, del colegio, amigos del barrio, familia que vive lejos, a los primos, abuelos….

¿Habéis estado en el pueblo? Ese al que íbais con vuestros padres a pasar el verano con los primos, tíos, etc… y que tiene un olor especial, que aunque este lejos, solo vayáis un par de veces al año (con suerte)… parece que el tiempo se congela allí. Algunos más que otros habréis disfrutado de esto también, por ejemplo se que mi compi de #creerescrearconalma ha estado en su pueblo, en la casa del abuelo, disfrutando de la desconexión total de redes y gozando de todo esto que decimos (familiares, comidas, verbenas, conciertos…) es vivir unos días con un estilo vintage dentro de una época contemporánea que nos acelera.

Pero… ¿Habéis pasado un minuto pensando en todo lo positivo o negativo que ha ocurrido durante el curso? ¿No?, pues es hora de hacerlo, porque en 4 días comienza el curso, y es mejor hacer un stop, balance, descargar las piedras de nuestra mochila y dejar hueco para volver a llenarla de vivencias, experiencias, anécdotas, coleccionar momentos, ideas, recursos… para poder disfrutar del curso que nos aguarda.

Con el verano, muchas cosas que pesan se olvidan, pero cuando se acerca el día D, comenzamos a recordar…. así que antes que llegue el día D, hay que deshacerse de todo eso que no nos gusta. Y lo más importante, llenarnos de energía positiva, optimismo, paciencia, ganas, y una nueva visión, acordaros de las gafas de ojos de mosca vs abeja.  ¡Elige bien!

Da igual si los problemas tenidos con compañeros-as del cole, con familiares o incluso ese chico-a que en momentos, parece que te saca de tus casillas; seguro que no habéis encontrado la forma de encajar bien todas las piezas del puzzle para que no pese. Es el momento de respirar hondo, coger un bote vacío y soltarlo todo ahí, cerrar bien el bote, tirar el bote a la basura y a ¡volver a empezar!

Piensa en positivo, disfruta de cada momento, aprendizaje y experiencia con tus chicos, valorarás mucho más las pequeñas anécdotas que ocurren en clase.

También quería enviar mucho ánimo para todos esos profes y profas que empiezan la andadura, los que aún no saben donde van a estar, esos que tienen nuevo destino y mucha incertidumbre, aquellos que repetis centro (para bien o para mal) o incluso los que aún están luchando por vuestro sueño; este va a ser un gran curso, así que ¡A POR TODAS Y A DARLO TODO!.

Os dejo con varias entradas de mi otro blog, que nos invitan a reflexionar.

El inicio del curso.

¿Qué vas a llevar en el bolso?

 

Además, os propongo una idea, “EL BOTE DE BUENOS RECUERDOS”.

  • ¿Qué es? Pues es un bote, lleno de cosas bonitas.
  • ¿Cómo se hace? Reciclamos un bote grande, como por ejemplo de aceitunas. Cada día (o una vez a la semana en tutoría), al finalizar la jornada escolar, entre todos, elegimos que ha sido lo más divertido, lo que nos ha gustado más y cómo podemos hacer de mañana un día mejor, invitamos a la reflexión, compañerismo, respeto, valorar los momentos, situaciones y cosas… Así que cogemos un trozo de papel, ponemos la fecha y escribimos 1 o 2 cosas que han pasado durante el día y que nos han “marcado” (porque nos ha dado mucha risa, sin ofender ni reírse de nadie, porque ha sido un gesto muy bonito, porque quiero que permanezca en el recuerdo hasta final de curso…) y lo metemos en el bote que cerramos bien fuerte para que no se escape ningún recuerdo bonito.

Cuando acabe el curso, en esa ultima semana que no sabemos que hacer, os propondré una actividad a completar esta y os diré que realizar con esos papelitos, mientras, podéis ir pensando ideas que se os ocurra para hacer con dicho bote, mientras más ideas mejor, podéis hacérmelas llegar y las incluiré en la entrada con vuestro nombre. Ya conocéis el lema #JuntosApoyándonoscrecemostodos.

Deja un comentario